Infusiones y embarazo: La guía definitiva

Tabla de contenidos

Suele ser muy frecuente la consulta sobre el consumo de infusiones durante el embarazo. ¿Es contraproducente? ¿Algunas infusiones se pueden beber y otras no? Si bien existen una gran variedad de infusiones herbales, si estás embarazada debes saber que no todas están recomendadas durante el período gestacional y que otras, de ser consumidas moderadamente, aportan beneficios a la salud y en el desarrollo del bebé. Además, el consumo de infusiones puede ayudar a aumentar el consumo de agua, que es muy importante en el embarazo. En esta entrada de blog te contaremos cuáles son esas infusiones recomendadas y cuáles no están dentro de ese grupo.

 

Embarazo y agua: ¿por qué es tan importante el agua durante el embarazo?

El consumo de agua durante el embarazo y el período de lactancia es muy importante. Tal es así que se recomienda que cuando se atraviesan estas dos etapas de la vida haya un incremento en el consumo para que se mantengan hidratados tanto la madre como el hijo. Seguramente ya has escuchado que nuestro cuerpo está compuesto por un 60-70% de agua, pero puede que no sepas que el feto y la placenta se conforman en su total de 85% de agua. Es por ello, que la abundante hidratación durante el embarazo es primordial para que el bebé se desarrolle correctamente. 

Por otro lado, el consumo de agua es clave para evitar la retención de líquidos, tan común en el embarazo. Y para conseguir estos buenos niveles de hidratación, las infusiones pueden funcionar como un sustitutivo del agua o de otras bebidas. Si quieres saber más sobre el consumo de agua durante el período gestacional, te recomendamos la lectura del artículo Agua mineral durante el embarazo.

infusiones y embarazo

 

Infusiones durante el embarazo

Como mencionamos anteriormente, un consumo moderado de infusiones durante el embarazo puede aportar beneficios en la salud de la madre y el bebé. Es por eso que es importante tener en cuenta la cantidad de infusión que ingerimos a diario y la concentración del extracto herbal que contienen. Hay hierbas que contienen propiedades estimulantes, relajantes o que ayudan a la absorción de nutrientes, siendo algunas de ellas más o menos recomendables. En este punto insistimos en la importancia de moderar su consumo y recomendamos consultar previamente con un médico ante cualquier duda. 

¿Qué infusiones debemos evitar y por qué?

Sabemos que hay infusiones que deben evitarse durante el embarazo y la lactancia porque tienen propiedades que pueden llegar a ser dañinas para la madre y el hijo. Además, algunas pueden ser desaconsejables porque no hay suficiente evidencia médica de inocuidad. A continuación, te contaremos cuáles infusiones pueden ser perjudiciales durante el embarazo y por qué:

  • Salvia, poleo, agracejo, ruibarbo y ruda: están desaconsejadas por sus efectos abortivos, ya que pueden provocar contracciones uterinas. 
  • Regaliz, romero y salvia: pueden provocar hipertensión arterial. Además, el regaliz puede tener efecto abortivo y provocar la disminución de la producción de leche durante el puerperio. 
  • Ginkgo biloba: puede generar daños en el corazón del feto.
  • Eucalipto: se desaconseja porque puede provocar náuseas, vómitos y diarreas, e incluso, si se consume en exceso, pérdidas de sangre. 
  • Menta: puede causar trastornos gastrointestinales. A su vez, la mezcla menta-poleo y el boldo pueden ser tóxicos para el feto, ya que contienen pulegona, una sustancia con efecto abortivo y tóxico hepático, renal y neurológico.
  • Equinácea, cáscara sagrada y sen: están desaconsejados ya que pueden producir malformaciones en el feto.

 

infusiones y embarazo

 

¿Qué infusiones sí se pueden consumir?

Existe una gran variedad de infusiones herbales que son ideales para ser consumidas durante la gestación y que pueden contribuir a disminuir el estrés y el malestar típicos de esa etapa. Rooibos, jengibre, manzanilla y valeriana, son solo algunos de los elementos que puedes sumar a tu día a día en forma de infusiones para beneficiarte de sus excelentes propiedades si estás embarazada.

 

Guía de infusiones para el embarazo

Para empezar, es importante saber que se debe tomar un máximo de dos tazas de infusiones por día. Del mismo modo, conviene variar el tipo de infusión para aprovechar al máximo las propiedades beneficiosas de cada planta, y evitar cualquier riesgo de efectos secundarios que pueda darse en el exceso. Se deben priorizar las infusiones de las plantas que son seguras para ingerir durante el embarazo, como también los alimentos que aportan beneficios en el período gestacional, como el limón, la miel, la naranja y la manzana. Por último, nunca debemos consumir hierbas desconocidas, y siempre debemos adquirirlas en tiendas de confianza para evitar cualquier riesgo. Continúa con la lectura para saber cuáles son las infusiones que puedes tomar en el embarazo y cuáles son sus propiedades.

Algunas de las infusiones más beneficiosas para la mujer gestante o lactante son:

  • De rooibos: contiene antioxidantes que estimulan el sistema inmunológico y favorecen la circulación sanguínea.
  • De jengibre: alivia las náuseas y el malestar estomacal, que son muy frecuentes en los primeros meses de embarazo.
  • De tomillo: aporta antioxidantes y vitaminas como el hierro, el manganeso, el calcio y la fibra. Alivia dolores y se indica en casos de infección en las vías respiratorias superiores.
  • De flor de azahar, pasiflora y melisa: son relajantes y ayudan a conciliar el sueño. 
  • De hojas de frambuesa: tonifica los músculos del útero y los prepara para el parto. Se recomienda no abusar de su consumo, y evitar tomarla a partir de la semana 38.
  • De manzanilla: ayuda a combatir el insomnio, la ansiedad, las náuseas y los problemas digestivos. Se debe consumir en cantidades bajas, ya que de lo contrario, puede alterar el sistema inmune y provocar problemas circulatorios.
  • De valeriana: concilia el sueño y combate la ansiedad, pero al igual que la manzanilla, debe consumirse con moderación.

 

Ahora que ya te hemos mencionado los beneficios de las infusiones durante el embarazo, podemos reafirmar que el agua es fundamental para el desarrollo del bebé. Una buena hidratación te ayudará a evitar malestares y cuidará de tu hijo tanto en el proceso del embarazo como en la lactancia. Consulta todas las opciones que tenemos en Peñaclara y no olvides mantenerte hidratada en todo momento.

Si quieres saber más información sobre nuestras aguas minerales, ¡no dudes en contactar con nosotros! También tienes a nuestra disposición nuestra Newsletter. ¡Únete a nuestra comunidad y entérate antes que nadie de todas nuestras novedades!

Newsletter

Únete a la comunidad Peñaclara y estarás a la última de todas las novedades

penaclara-sport2

Newsletter

Únete a la comunidad Peñaclara y estarás a la última de todas las novedades

penaclara-sport2