Alergia primaveral: Sus síntomas, trucos para aliviarlos y Agua Mineral Natural

Tabla de contenidos

Esta estación del año se protagoniza por la alergia primaveral. Después de un frío invierno, que llegue la primavera es algo que esperamos con ganas porque, entre otras cosas, significa más horas de luz y días más largos, acompañados de un clima que permite que disfrutemos más de espacios exteriores. Pero, también, significa recibir las alergias primaverales. ¿A qué nos referimos con este término? A la alergia producida por el polen, conocida como polinosis. Esta afección estacional afecta a una gran cantidad de personas, en especial a las que habitan en ciudades, ya que la contaminación atmosférica agudiza su efecto.

En esta entrada de blog, te contaremos cuáles son los síntomas de la alergia de primavera, cuáles son las medidas preventivas que se pueden tomar y el papel del agua para amenizar los síntomas, entre otras cosas.

 

¿Qué es la alergia primaveral?

Una alergia es una respuesta inmunológica frente a una sustancia determinada. El origen de dicha reacción se encuentra en la persona que la padece y no en la sustancia en sí. Existen muchísimos tipos de alergia, pero como mencionamos anteriormente, la alergia primaveral es la alergia a los agentes de la polinización.

El polen, presente en árboles, hierbas y malezas, es la partícula producida por las plantas con flores masculinas, para fecundar a las femeninas. Los granos de polen se producen en gran cantidad y el nivel de concentración en el ambiente depende de las condiciones climáticas de cada región en particular. La partícula del polen, que no se ve a simple vista, es transportada por el aire e ingresa a nuestras vías respiratorias, lo que en muchas personas ocasiona una reacción alérgica. En España, la mayor polinización se concentra en los meses de marzo a junio, siendo mayo el mes de mayor afectación. Como siempre decimos, ante cualquier síntoma lo mejor es consultar a un médico para tener un diagnóstico concreto y un tratamiento acertado para poder sobrellevar de la mejor manera este tipo de alergia.

 

alergia primaveral

 

¿Cuáles son los síntomas y cómo reducirlos?

Los síntomas principales de la alergia primaveral son múltiples, ya que afecta a varias partes del cuerpo: pulmones, garganta, nariz y ojos, especialmente. Entre los síntomas más comunes destacamos:

  • Congestión nasal
  • Estornudos
  • Conjuntivitis
  • Picor en paladar, garganta y nariz
  • Dificultad para respirar 
  • Tos

 

Algo importante a tener en cuenta es que, muchas veces, se puede confundir la rinitis producida por el polen con un resfriado tradicional. Por ello, es fundamental poder diferenciarlos para poder identificar. Veamos cuáles son las diferencias principales entre un resfriado común y un cuadro de alergia:

  • La rinitis alérgica produce congestión nasal, acompañada de estornudos, picor y mucosidad transparente y líquida. En cambio, el resfriado se caracteriza por una mucosidad verdosa o amarillenta y espesa, y no genera picor constante en la nariz.
  • La conjuntivitis es muy común como síntoma de alergia primaveral, pero no así con el resfriado. Genera enrojecimiento, picor y lagrimeos en la zona ocular.
  • La rinitis alérgica no suele acompañarse de fiebre, a diferencia del resfriado.
  • La duración de la alergia de la primavera puede ser de varios meses, en cambio, el resfriado generalmente tiene una duración en promedio de una semana.

 

Tratamientos ante la alergia

Como hemos mencionado anteriormente, para obtener un tratamiento adecuado debemos visitar a un especialista que pueda identificar si lo que padecemos es alergia al polen. El alergólogo valorará nuestra historia clínica, y realizará diferentes pruebas cutáneas o analíticas para hacer el diagnóstico.

Una vez que contamos con el diagnóstico, hay dos tratamientos posibles:

  • Inmunoterapia o vacuna de la alergia: consiste en la administración de la sustancia causante de la alergia por vía sublingual o subcutánea, en dosis cada vez más elevadas, hasta alcanzar un máximo que determina el especialista para conseguir que el organismo se vuelva tolerante. Este tratamiento puede durar hasta cinco años, tiene un alto grado de efectividad e incluso puede lograr que la alergia desaparezca por completo. 
  • Antihistamínicos: son medicamentos que bloquean la acción de la histamina, que es la sustancia química generada por nuestro cuerpo que provoca los síntomas de la alergia. Actualmente, los antihistamínicos más utilizados son la desloratadina, loratadina, ebastina, levocetirizina y cetirizina. Además, hay fármacos descongestionantes para la nariz como la oximetazolina. 

 

Algunas medidas preventivas

Ahora que ya hemos repasado cuáles son los dos tratamientos para la alergia primaveral, te contamos algunas prácticas para prevenir los síntomas. Entre las principales que pueden ayudar a aliviar los síntomas y, sobre todo, evitar que se agraven, se encuentran:

  • Mantener cerradas las puertas y ventanas depor la noche y al amanecer, ya que son los momentos de mayor nivel de polen en el aire.
  • Utilizar gafas de sol para proteger los ojos y mascarilla para cubrir nariz y boca si vas a estar mucho tiempo en el exterior.
  • Evitar cortar el césped y barrer la terraza la persona con estos cuadros alérgicos.
  • No secar la ropa al aire libre ya que se le puede impregnar el polen.
  • Cerrar las ventanas si viajas en coche.
  • Cambiarte de muda de ropa cuando vuelves a casa para desechar los restos de polen.
  • Minimizar el tiempo que se pasa en espacios exteriores en los momentos de mayor polinización y en los días de viento.

 

tomar agua para el resfriado

 

Alergia primaveral y Agua Mineral Natural

Beber gran cantidad de Agua Mineral Natural es un excelente método para aliviar los síntomas y fortalecer el organismo frente a las alergias. Los principales beneficios de consumir AMN y mantener una buena hidratación en época de alergias son:

  • Ayuda a neutralizar los efectos de la histamina. El AMN no es un antihistamínico, pero sí ayuda a deshacernos del exceso de histaminas que circulan en la sangre, facilitando su eliminación, y por ende, reduciendo los síntomas.
  • Beneficia nuestras mucosas corporales (fosas nasales, boca, esófago…). Cuando estas están hidratadas, las ayudamos a defenderse de estas sustancias alérgicas. Cuando las mucosas corporales están secas, se sensibilizan notablemente a los alérgenos, agravando sus síntomas.
  • Purifica y limpia la sangre de todo tipo de componentes perjudiciales, no solamente la histamina. Y eso resultará beneficioso para todos los órganos del cuerpo, los sistemas y tejidos.
  • Compensa la pérdida de agua producida por algunos síntomas, mencionados previamente. Mediante el lagrimeo, las secreciones o los trastornos gastrointestinales, perdemos agua corporal que debemos reponer, para mantener nuestro cuerpo correctamente hidratado.

Para que el nivel de hidratación sea óptimo a lo largo del día y completar la cuota diaria de 1,5-2 litros de AMN, el Instituto de Investigación Agua y Salud de España marca unas pautas generales que os pueden ser de gran ayuda. Os recomendamos echar un vistazo a “¿Debería beber agua antes de dormir?”.

 

En Peñaclara sabemos la importancia del agua mineral para combatir la alergia primaveral. Si quieres saber más sobre nuestras aguas minerales, ¡no dudes en contactar con nosotros! También tienes a tu disposición nuestro Newsletter. ¡Únete a nuestra comunidad y entérate antes que nadie de todas nuestras novedades!

Newsletter

Únete a la comunidad Peñaclara y estarás a la última de todas las novedades

penaclara-sport2

Newsletter

Únete a la comunidad Peñaclara y estarás a la última de todas las novedades

penaclara-sport2